Blog, Historia del Arte, Tag

Tag de la Historia del Arte🎨

Holiiii a tod@s!!, llevo tiempo queriendo hacer un tag, he mirado unos cuantos que ya me animaré a hacer, pero se me ha ocurrido inventarme uno relacionado con la Historia del Arte, puede estar guay!✌


Sigue leyendo “Tag de la Historia del Arte🎨”

Anuncios
Historia del Arte, pintura

El arte de los detalles en la pintura ·La condesa de Haussonville·

Soy una enamorada de la pintura cada vez más, no me imagino lo que antiguamente fascinaría una pintura, un retrato, un paisaje, fuese asemejado a la realidad o fuese un escenario inventado. Era otra época, otras costumbres, hoy en día cualquiera hace una fotografía de una calidad decente de lo que quiere y donde quiere con un simple móvil.

Hoy en día no es como antes, y es una pena que eso se haya perdido. Debemos valorar a esos verdaderos maestros del pasado, que fueron capaces de crear, de fotografiar y captar el momento, el lugar, la persona, con un pincel. Yo los admiro, no sé pintar, y no me imagino lo difícil que debía de ser o el talento que debían de tener -según como lo mires-.

En mi caso, hay algunas imágenes, algunas pinturas, que me tienen fascinada, y cuánto más las observo más me fascinan, y es el detalle lo que me tiene enganchada, pinturas que parecen fotografías, vestidos que casi puedo rozar con las yemas de mis dedos y lugares a los que parece que puedo viajar. Eso es arte, eso son los maestros, verdaderos artistas.

En particular, hay una pintura de estas que os digo que cuánto más las observo más me fascinan. Se trata del retrato de la condesa de Haussonville, realizado por Ingres.

11f0d92025d86cc3d11c3d70d592ce47

5e27f1a6a4e20979dd172de6d4546c98

Desde que vi esta pintura quedé alucinada por la calidad de la tela del vestido que lleva la condesa y todo esto pintado en un lienzo, es lo que os decía, casi parece que podemos tocar su vestido.

Esta obra fue realizada en 1845, por J. Auguste Dominique Ingres, uno de mis pintores favoritos, en mi siglo favorito, el siglo XIX, época la cual no creo que haya un solo pintor que me desagrade. Esta obra en particular pertenece al periodo neoclásico francés.

Los detalles que se plasman son la misión del pintor, que con ellos demostraba su valía y su maestría, además, como pequeña curiosidad, la pose de esta joven no es para nada fruto de la casualidad o una pose que ella adoptara, sino una pose bien meditada, ensayada y bien buscada que le llevaría horas en el estudio de su pintor.

Sin duda todo un ejemplo del detalle en la pintura.