Teogonía- Zeus y el mito de la sucesión.

La fuente fundamental para el estudio de la Teogonía mítica es la Teogonía de Hesíodo. La Teogonía tiene su inicio en la descendencia de la Tierra, unida primero a su hijo Urano.

Tanto el Cielo como la Tierra son divinidades primordiales, comunes a todos los pueblos indoeuropeos.

Gea es la diosa madre por excelencia, divinidad omnipotente que no sólo ha creado el Universo y dado luz a las primeras generaciones divinas, sino que además ha originado la raza de los mortales.

Con Urano la Tierra engendró dieciocho hijos, y con Ponto o Mar, cinco. Los hijos de Gea con Urano son los 12 Titanes( 6 varones y 6 hembras, que constituyen la llamada primera raza).

Y con Ponto: Nereo, Taumante, Forcis, Ceto y Euribia, quienes reciben por ello el nombre de Póntidas, a los tres primeros se les llama también los ancianos del mar.

De gran importancia, y numerosísima, es la descendencia de los Titanes.


Tres fueron los sucesivos gobernantes absolutos del universo, por este orden: Urano, Crono y Zeus, cada uno de los cuales fue hijo del anterior y se impuso en el poder destronando a su antecesor.

Urano, el primero señor del mundo, odiaba a los hijos engendrados en la Tierra y los ocultaba en sus entrañas, hasta que el menor de ellos, Crono, con la complicidad de su madre mutiló con una hoz fabricada en el seno de aquélla los genitales de cuya sangre nacieron las Furias, los Gigantes y las Ninfas Melias. Del falo cercenado, arrojado al mar, nace Afrodita según la versión hesiódica. Diosa del amor y la belleza, llega a Citera y después a Chipre. La acompañaban el Amor(Eros) y el Deseo(Hímeros).

RUS01191
Urano devorando a sus hijos. Rubens. Copyright imagen artehistoria.com
tmp629352630073688065
Urano devorando a sus hijos. Goya.

En la célebre representación de Botticelli Afrodita nacida del mar aparece en pie sobre una concha.

unnamed
El nacimiento de Venus. Botticelli.

Tras mutilar a su padre, Crono ocupa el poder supremo y se une a su hermana Rea, engendrando seis hijos: tres hembras (Hestia, Deméter y Hera), y tres varones (Hades, Posidón y Zeus), a los que devora según nacen con el fin de eludir la maldición lanzada por su padre Urano -quien le había predicho que sería derrocado por sus propios hijos-. hasta que Rea, harta y horrorizada de la situación y tras pedir consejo a sus padres Urano y Gea, le entrega una piedra envuelta en pañales en lugar de Zeus, que él devora engañado. Zeus es alumbrado en Creta, en el monte Licto, y escondido en una profunda cueva del monte Egeo.

La crianza de Zeus tiene lugar en Creta, protegido por los Curetes, que ejecutan ruidosas danzas para que el llanto del pequeño no llegue a oídos de su padre. Se cria con la leche de la cabra Amaltea. Llegado a la edad adulta, consigue que su padre vomite a sus hermanos, ya sea mediante un vomitivo que le proporciona la oceánide Metis, ya por medio de otra estratagema. También libera a los Cíclopes y Hecatonquires, encadenados en las entrañas de la tierra por Urano. Emprende junto con sus hermanos y con ayuda de la Estige y sus hijos, una encarnizada guerra contra su padre, Crono a quien secundan el resto de Titanes y que por ello recibe el nombre de Titanomaquia. Se producirá también la llamada Gigantomaquia.

Tanto la Gigantomaquia como la Titanomaquia se encuentran representadas en el Partenón, templo dedicado a la diosa Atenea.

Finalizada la Gigantomaquia engendra la Tierra a Tifón, que se enfrenta a los Olímpicos en lo que ha dado en llamarse Tifonomaquia, aunque el nombre no se le dio en la Antigüedad.

Tifón superaba en estatura a los más altos montes y alcanzaba los astros con la cabeza. De las manos le salían cien cabezas de serpientes y sus extremidades inferiores esyaban formada por anillos de víboras. Todo su cuerpo estaba provisto de alas. El pánico que provoca en los dioses es tal que huyen a Egipto, donde se metamorfosean: Zeus en toro, Hera en vaca, Apolo en cuervo, Baco en macho cabrío, Ártemis en gata, Venus en pez, Hermes en ibis. Zeus combatirá contra Tifón y lo derrotará finalmente arrojándole encima del volcán Etna, cuyas erupciones se explicaban como convulsiones del monstruo.

Frente a los anteriores intentos de destronamiento, un peligro más leve será el intento de los Alóadas de escalar el cielo para luchar con los dioses. Hijos de Posidón y de Ifimedía, se caracterizaban por un crecimiento desproporcionado, que había hecho que con sólo nueve años de edad midiesen dieciséis metros de alto y cuatro de ancho.

Con el fin de llegar hasta el cielo y atacar por sorpresa a los dioses colocaron el monte Osa sobre el Olimpo y el Pelio sobre el Osa, pero antes de que lograran su propósito Apolo acaba con ellos.

400px-Árbol_dioses_olímpicos3
Esquema Teogonía.   Copyright imagen Wikipedia.

 

Bibliografía:

Ortega Guarino, R. La Mitología Clásica en el Arte.  Murcia: Universidad, Servicio de Publicaciones, 2000.

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “Teogonía- Zeus y el mito de la sucesión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s